No Tengas Miedo

Isaías 41:10 (NTV)

10 No tengas miedo, porque yo estoy contigo;
no te desalientes, porque yo soy tu Dios.
Te daré fuerzas y te ayudaré;
te sostendré con mi mano derecha victoriosa.

Creo que es fácil decir que todos hemos experimentado algún tipo de miedo en nuestras vidas. Algunos enfrentan el miedo a diario, otros de tiempo en tiempo.  Hay tantos tipos de miedos… miedo a lo desconocido, a perder un ser querido, el miedo de hablar en público, miedo a las alturas, el miedo de ser rechazado, la lista sigue y sigue. Empezar un nuevo negocio, o una relación – siempre es riesgoso, causa inseguridad y el miedo se monta en nosotros inmovilizándonos de todo lo demás.

Jesús sabía que tendríamos miedo y que tendríamos dudas. Es por eso que leemos “No tengas miedo” una y otra vez en la Biblia – 365, una por cada día del año. Dios sabe que nuestro propio poder humano no es suficiente para conquistar los miedos, pero con Su amor y Su gracia; con una mente sana y valentía si podemos. Pero también sabemos esto: la valentía no es la ausencia del miedo; sino el deseo de perseverar en presencia del miedo. Algunas veces tenemos que hacerlo con miedo.

Seguido sentimos que somos los únicos que batallamos con el miedo y nos sentimos solos. Cuando yo empecé mi jornada para sobrellevar el miedo, Dios me llevó a caminar afuera temprano por las mañanas, lo que me ayudó a destapar mi mente y empecé a recitar la escritura para combatir mis miedos. Su palabra empezó a remplazar mis miedos interiores.

Dios es firme en su convicción de que no vivamos en miedo. Si vamos a hacer y ser todo lo que Dios planeó que fuésemos, entonces tenemos que decidir a silenciar las voces negativas del miedo y empezar a escuchar y declarar la verdad de la palabra de Dios. Cuando el enemigo suspira, “¿Y si fallas? ¿Y si haces el ridículo? ¿Y si…?” En lugar de eso, escucha la voz de Dios que te reafirma, que te recuerda del poder de Dios, su amor, su presencia y la confianza que puedes poner en Él.

Revisa las verdades bíblicas acerca de la fidelidad de Dios. Reflexiona en como Él ha caminado contigo en medio de situaciones difíciles. Recuerda que el Dios que te ama tiene planes para ti (Jer. 29:11)

El miedo es un sentimiento, y pasará si lo vemos por lo que es. La realidad es que Dios está con nosotros y Él está trabajando en y por medio de nosotros. Él está de nuestro lado protegiéndonos siempre.

En cada nuevo encuentro con el miedo, Dios nos enseña más fe y más confianza – así que Él está con nosotros. Jesús nos llama a entregarle nuestro miedo a Él. Remplaza ese miedo – el cual Él no nos dio – con amor, poder y el dominio propio que Él si nos dio (2 Tim 1:7). Su presencia es la respuesta a nuestro miedo. Pelea el miedo con la fidelidad de Dios.

No puedes huir del miedo, porque el miedo está adentro de ti. La única forma de encarar el miedo es de frente, antes de que tome tu vida. Debemos de tomar la decisión de que no permitiremos que el miedo nos gobierne. Confía que Él es por nosotros y no en nuestra contra; usa el arma que Él te ha dado – Su palabra. Camina en confianza y se valiente. Él pelea por ti.

Oré al Señor, y él me respondió; me libró de todos mis temores.

Salmo 34:4

Donna Peters

Donna Peters

Pastora de Grupos y Conexiones