Danos Fuerza

¿Tienes buena condición física? ¿Eres fuerte? ¿Te ejercitas regularmente? Yo he decido que debo estar en mejor forma, así que la semana pasada fui un día al gimnasio a ejercitarme. Había mucha gente también ejercitándose. Algunas estaban corriendo en aparatos, algunos estaban montando bicicletas y otros estaban levantando pesas. Mientras observaba a los que levantan pesas, me di cuenta que trabajaban en parejas. Uno de ellos se acostaba en la banca para levantar pesas, mientras el otro se paraba cerca de la cabeza de quien levantaba. Aprendí que la persona que se para cerca de la cabeza del que levanta se llama observador.

La persona que observa se para cerca de quien está ejercitándose solo en caso de que la carga se haga muy pesada y necesite ayuda. Algunas veces el observador no hace nada, pero el solo saber que está ahí es suficiente para darle confianza al que está levantando peso.

Algunas veces el observador dice palabras de ánimo al que levanta. “Vamos, ¡tú lo puedes hacer! ¡Tu puedes! ¡Sólo una más!” Estas palabras de apoyo son lo que la persona que levanta peso necesita para sacar fuerza y levantar las barra.

Más y más pesas son añadidas mientras el ejercicio aumenta, y se hace muy pesado y la persona levantando se cansa. Cuando el peso es más de lo que una persona puede aguantar, la persona que observa extiende su mano y ayuda a la persona que levanta las pesas.

Mientras yo miraba a esas personas ayudarse mutuamente, llegó a mi una imagen de la forma en la que Jesús nos ayuda en los no muy buenos días de nuestra vida. Hay algunos días que parecen fáciles, pero luego hay otros días que todo se complica y nos encontramos en verdad de necesidad de Jesús.

Encontramos ánimo en la Palabra de Dios No tengas miedo, porque yo estoy contigo (Gen.26:24), “Te daré fuerza” (Salmo 28:7), “Estoy contigo en tiempos de angustia” (Salmo 34:6). Estas palabras de ánimo son exactamente lo que necesitamos para enfrentar los tiempos duros que vengan.

¿Hay veces en que tienes un mal día y no sientes que lo puedes lograr? Claro que puedes. Todos tenemos días como esos, ¿no es así? Es bueno saber que cuando las cosas son más de lo que podemos soportar, ¡Dios está ahí! Escucha estas palabras que Jesús habló, “Vengan a mí todos los que están cansados y llevan cargas pesadas, y yo les daré descanso. Pónganse mi yugo. Déjenme enseñarles, porque yo soy humilde y tierno de corazón, y encontrarán descanso para el alma. Pues mi yugo es fácil de llevar y la carga que les doy es liviana.” En esos días difíciles, Jesús entra y nos da paz. Con Él, nuestros problemas parecen más pequeños.

Jesús, a veces nuestra vida es difícil. Estamos agradecidos que tú siempre estás ahí para ayudarnos, para darnos fuerza, para animarnos, y vencer nuestros problemas. En el nombre de Jesús oramos, ¡amén!

Estoy orando por ti hoy.

-Pastor Jordan Cranfield

Padres, acabas de leer el primer devocional que el Pastor Jordan preparó para nuestros Northplace Kids. La intensión es que los lean durante nuestra temporada de ayuno. Accesa el más reciente visitando la Página de Facebook de Northplace Kids.

Jordan Cranfield

Jordan Cranfield

Pastor - Northplace Kids